Inicio

Atleta y estudiante del Instituto Comercial derrocha logros, talento, esfuerzo y disciplina

Cada año ingresan al Instituto Comercial centenares de alumnos, cada cual con sus características y habilidades, listos para ser potenciadas, pulidas y multiplicadas en el quehacer académico y extraescolar. Es así como hay lumbreras, cuyo brillo las hace destacar, pero también guía el camino de los demás, hacia la satisfacción, la excelencia y el éxito.

Es el caso de Guillermo Becerra, estudiante que llegó al colegio este año y cursa 1er. año Medio, buscando en un tiempo más ingresar a la especialidad de Servicios de Turismo. Él es un atleta, pero no sólo por querer serlo, sino que también porque ha obtenido importantes logros a su corta edad y, a través del Instituto Comercial, busca dar un salto en su incipiente carrera, avanzando así en lo deportivo y también en lo académico.

Y no es extraño, ya que sus disciplinas son el salto alto y el salto largo. Repasemos. Entre sus logros en la disciplina de salto alto, ostenta los títulos de campeón nacional de cadetes y menores, el año 2016 y 2017; campeón regiónal Sub 14-16, años los años 2016, 2017 y 2018; y campeón nacional sub 14, los años 2016 y 2017. Además, obtuvo el 3er. lugar en los Juegos Deportivos Escolares Sudamericanos, realizados en Medellín (Colombia), el año 2017; y el 4to. lugar en los Juegos Binacionales, en Córdoba, Argentina. Asimismo, está en 4to. lugar nacional en el ránking de salgo alto y largo.

Al respecto, la directora del establecimiento, Jacqueline Concha, piensa que Guillermo “es un pequeño Tomás González. Espero, con la ayuda de Dios y la perseverancia que él tiene, el trabajo, la constancia, el esfuerzo, que llegue a la cima. Él deja mucho de lado su vida juvenil. Yo les contaba ayer a sus compañeros: mientras ellos juegan Play, Guillermo está entrenando; mientras ellos están viendo la teleserie, Guillermo está preocupado de su acondicionamiento físico; entonces aquí hay una muestra de dedicación y perseverancia. Él tiene este talento, pero como hay que trabajarlo, él se dedica a ello, entonces, yo tengo grandes esperanzas en el desempeño de Guillermo. Agradecemos enormemente que haya elegido esta institución, pero también queremos ser colaboradores de este proceso. Yo veo que Guillermo va a dar un salto cuantitativo, no sólo en el salto alto, sino que en su vida y yo de verdad espero verlo en los Juegos Olímpicos representando a nuestro país, teniendo marcas nacionales, de clasificación sudamericana, porque además es un niño, está en 1ero. Medio y todavía tiene tanto más que dar. Tengo de verdad muchas esperanzas en que él, así como es, va a seguir logrando tremendas cosas”, manifestó.

Guillermo, en tanto, es un poco tímido. Él escucha a la directora y sonríe. Quizás, en su candidez todavía no es capaz de sopesar sus logros y el futuro resplandeciente que lo está esperando. Pero no le saca el quite a la responsabilidad que esto conlleva. Según él, eligió el Instituto Comercial porque está la especialidad de Servicios de Turismo, que es la que más le gusta. “El colegio lo conozco desde que era chiquitito, además, mi hermano estudia aquí, entonces ya tengo una relación con los profesores. Estoy feliz de estar aquí, muy grato, también los compañeros, el curso que me tocó, son excelentes, más encima tengo el apoyo de todos. Me encanta que confíen en mí y que por ser un niño pueda lograr varias cosas, lo que me motiva más a hacer lo que a mí me gusta”, concluyó.

Y claro, esto de la motivación es importante, porque siempre le ganará al mero talento. Porque hacen falta más Guillermos Becerras que, con coraje y disciplina, transforman una llama en un incendio.

Escribir un comentario